Siete errores que cometen los emprendedores con sus redes sociales

office-594132_640Hoy en día el emprendimiento es la vía ideal para aquellas personas que quieren dejar de ser empleados y tener su propio negocio. Estamos acostumbrados a leer historias de jóvenes desconocidos que se han hecho millonarios de la noche a la mañana gracias a la puesta en marcha de una idea genial. Lamentablemente no todo es color de rosa y el camino del emprendimiento si bien es cierto ofrece muchas satisfacciones también está lleno de sacrificios y desaciertos. Es por ello que a continuación enumero los errores que yo he visto son los más comunes entre los emprendedores particularmente en lo que respecta a redes sociales y su gestión. He aquí mi lista.
1.- Creer que tener un sitio web es suficiente: No pocas veces hablo con emprendedores quienes muy orgullosos me cuentan que ya tienen sitio web, sin embargo, cuando les pregunto para que hicieron esa página web las respuestas más comunes son: por algo hay que empezar, todo el mundo tiene una página web, si no estás en Internet no existes. En parte tienen razón pero lo más importante es saber para qué lo quieres. Internet está llena de sitios web poco visitados, abandonados, desactualizados, con serios problemas de usabilidad y diseño. Antes de destinar cualquier centavo al diseño de sitio web invierte tus mejores horas en diseñar tu modelo de negocio.
2.- Quiero estar en todas las redes sociales: Este error es muy común en los emprendedores y responde más a lo que ven que a lo que necesitan. No siempre más es mejor y esto aplica en particular a las redes sociales. La decisión de abrir una cuenta en cualquier red social obedece a criterios bien definidos respecto a las preferencias de los usuarios. Las redes sociales que debes activar son aquellas en donde están los clientes. Por otro lado hay que recordar que aunque las redes sociales son gratis, mantenerlas no lo es, hay que invertir tiempo en conocer nuestro público, crear contenido, gestionar las comunidades, responder a las inquietudes de las personas y especialmente escuchar a los probables clientes. Si vas a estar en todas las redes sociales y quieres hacerlo bien, con seguridad necesitarás ayuda y te costará dinero.
3.- No conocer bien el cliente ideal: Otro error muy común. Cuando le pregunto a un emprendedor cuál es su target, la respuesta más común es: Hombres y mujeres mayores de 25 años. Cuando averiguo por características más específicas no saben responder o las suponen. El gran secreto del éxito de cualquier plan de marketing es conocer nuestro público objetivo muy bien. Un gran error es vender a quienes creemos que son nuestro target y no investigar a profundidad quien quiere mi producto o servicio. Hoy en día existen muchas herramientas en Internet para conocer a tu público, también es válido hacer encuestas, hablar por teléfono con ellos y ¿por qué no? Invitarles un café en un ambiente relajado y conocer al detalle a ese cliente ideal. Presta atención a sus quejas y deseos. Pregúntate: ¿Cómo mi producto o servicio puede ayudar a esta persona?
4.-Pensar que “alguien comprará el producto” : Aunque parezca mentira, hay emprendedores que crean un producto y piensan que su producto es el mejor del mundo pero no lo han probado en usuarios reales, ni siquiera han hecho un prototipo, entregado una muestra o han hablado con alguien para pedir una opinión. También hay quienes dicen que “hay público para todo” el problema de pensar así es una pérdida de foco y un gasto de dinero porque no se sabe a quién hablarle, cuándo ni dónde. El mundo del emprendimiento está lleno de productos ingeniosos que nadie quiere o necesita.
5.- Delegar las redes sociales en familiares, amigos o personas sin experiencia: Es totalmente entendible que los emprendedores posiblemente no puedan pagar los servicios de un Community Manager pero tampoco es conveniente dejar esta labor tan delicada en manos de personas poco experimentadas. Existe una gran diferencia entre ese sobrino que tiene 1000 amigos en su Facebook y que es muy bueno jugando en Internet a aquella persona que se dedica de manera profesional a gestionar tus redes sociales. Por otro lado recuerda que las redes sociales no duermen y usualmente esto implica atenderlas de lunes a lunes, fines de semana y feriados. Asegúrate de contratar a una persona responsable y que esté comprometida con su trabajo. Es cierto que muchas de las tareas en las redes sociales se pueden programar pero nunca estas aplicaciones sustituirán a un ser humano. Las personas detestan ser tratadas de manera impersonal.
6.- Pensar que las ventas van a crecer sólo por tener presencia en las redes sociales: No pocos emprendedores creen que las redes sociales funcionan de manera mágica para hacer ventas seguras. Nada más alejado de la realidad, las redes sociales sólo son una parte de tu estrategia de negocio, sirven para conectar con tu audiencia y conocerla. Necesitas una infraestructura para operar, incluso si tienes una tienda virtual sin local, vas a requerir de la gestión de un equipo de personas dispuestas a velar por las ventas, logística y atención al cliente. Recuerda algo: El negocio y la estrategia son tu responsabilidad, el Community Manager gestiona tus redes sociales. Por otro lado recuerda que si hay algo que aleja a los potenciales clientes de tu producto o servicio es que sólo te empeñes en venderles sin preocuparte por cultivar una relación ni ocuparte de sus inquietudes.
7.- Querer ver resultados inmediatos y tener miles de seguidores: Otro error frecuente es contratar a un Community Manager y pedirle resultados irreales, crecer en 90.000 seguidores en tres meses para una marca desconocida y sin inversión. Es importante hacer la distinción entre seguidores y clientes. Seguidores no son clientes. Tener éxito en las redes sociales no es una carrera de velocidad sino de perseverancia, de probar, medir y ajustar. No todos los negocios son iguales, lo que le funciona a una marca puede que sea contraproducente para otra. Así como ocurre en la vida real, crear y nutrir relaciones toma su tiempo. Generar confianza es una planta que se siembra todos los días. No hay atajos.

Estos son algunos de los errores que comenten los emprendedores novatos, mi recomendación es analizar, investigar y luego implementar. El análisis excesivo es contraproducente pero la acción ni reflexión nos puede hacer perder dinero, espero como siempre que estas recomendaciones te sean de utilidad para gestionar tus redes sociales y tener un negocio exitoso.

comments