¿Me conviene comprar seguidores para mis redes sociales?

2013-06-09 16.39.31 Muchas veces nos hemos sentido tentados a comprar seguidores para nuestras redes sociales para  dar la impresión de que somos importantes. También ocurre que cuando nos  contratan para  gestionar cuentas de terceros es el propio cliente es el que nos pide crecer en  seguidores en un  tiempo muy corto.

Es cierto que al entrar en una cuenta lo primero que hacemos es fijarnos en el número de  seguidores o “likes” pero éste representa tan sólo una parte de lo que significa gestionar una red  social pues existen otros aspectos más relevantes y determinantes que nos permiten ganar la  confianza de nuestra audiencia.

La compra de seguidores es una tentación y es muy fácil caer en ella porque para nada es  despreciable pasar de 1.000 a 5.000 o 10.000 seguidores en un abrir y cerrar de ojos tal como lo  sueña el cliente a un precio irrisorio y sin hace mayor esfuerzo más allá que el de suministrar el  número de la tarjeta de crédito. Pareciera algo muy bueno pero es una mera ilusión es como  pretender mostrar que tenemos mucho dinero pero resulta que la ropa, el vehículo y los accesorios que usamos son prestados, no nos pertenecen por lo que nos los pueden quitar en cualquier  momento y  lo peor, va a crear desconfianza en las personas.

A continuación les presento algunas creencias o situaciones acerca de la compra de seguidores. Espero que les sea de utilidad y les ayude a tomar una decisión la próxima vez que consideren hacer este gasto.

1.-  Mientras más seguidores mejor: En principio esto es cierto si y sólo sí estas personas realmente existen y tú has hecho el trabajo de “hormiga” de seducir y ganarte a tu audiencia. A menos que seas una estrella del espectáculo, del deporte o una figura política lo más seguro es que tengas que levantar tus seguidores con esfuerzo y perseverancia. Si tus seguidores son comprados darás una buena impresión al principio  pero resultará un poco extraño que con 10.000 seguidores sólo tengas 2 “likes” o ninguno en tus posts de Facebook.

2.- Todo el mundo compra seguidores: No sé si todo el mundo lo hace pero indudablemente algunas cuentas lo han hecho en alguna oportunidad. Como dije al principio, si sólo quieres hacerlo para mostrar un número esa es una alternativa sin embargo existen aplicaciones que pueden diferenciar el porcentaje de seguidores genuinos de aquellos que no lo son. Habría que hacerse la siguiente pregunta  ¿Acaso no estaré comprometiendo la reputación de la marca?

3.- Comprar seguidores es más barato que tener publicidad: Indudablemente este es uno de los atractivos más poderosos al momento de decidir comprar seguidores. Es cierto que es más barato sin embargo, si lo que queremos es comprar un número de seguidores entonces ¿dónde queda la estrategia de mercadeo? ¿Qué quiero lograr? Hay que ser muy claro hoy en día con los clientes y pedirles que hagan un apartado del presupuesto para publicidad de lo contrario, creceremos pero a un ritmo tan lento que no verás los resultados.

4.- Facebook y Twitter no se van a dar cuenta: Puede ser que no se den cuenta y nunca seas penalizado o cerrada tu cuenta pero lo que si es cierto es que cada vez los algoritmos se están haciendo más sofisticados para detectar este tipo de compras.

5.- El cliente lo pidió: Como parte de nuestro debemos hacer una labor didáctica con nuestro cliente. De nada vale tener 10.000 seguidores que son falsos y de esa lista quizás un 1% esté dispuesto a interactuar y a ser atraído por nuestra propuesta de servicio. A la larga le hablamos y le vendemos a gente real no a cuentas ficticias.

Vamos a concentrarnos en crear relaciones con nuestros fans o seguidores. No siempre más es mejor. En la vida real no se trata de tener muchos amigos sino de contar con aquellos que aunque sean pocos estén dispuestos a ayudarnos y acompañarnos en las buenas y en las malas.

La próxima vez que se sientan tentados a comprar seguidores piénsenlo bien y vean más allá del número.

 

comments