5 trucos de magia que no hacen las redes sociales

street-artists-116848_1280

El impacto de las redes sociales ha cambiado la manera de relacionarnos, las distancias y el tiempo ya no son un obstáculo para estar en contacto con familiares, amigos, colegas, celebridades o empresas. Aunque en un principio se vio como un espacio de entretenimiento entre adolescentes, esta situación ha cambiado sustancialmente (aunque hay quienes todavía lo creen).

Con la llegada de las redes sociales nuestros hábitos de compra han cambiado, porque las personas hablan con las marcas, hacen recomendaciones y comentan acerca de su experiencia con el producto o servicio, tanto es así que algunos emprendedores creen que estar en las redes sociales es suficiente para tener éxito. Lo que no se dice es que detrás de cualquier marca exitosa en las redes sociales hay un trabajo exhaustivo de investigación, de éxitos y fracasos.

He aquí 5 mitos acerca de las redes sociales o como yo lo he llamado 5 trucos de magia que no hacen las redes sociales:

Las Redes Sociales pueden salvar un negocio: Algunos emprendedores leen en las redes sociales sobre personas que se ha hecho millonarias gracias a Internet, o que tienen una tienda virtual que vende miles de dólares.

Tal parece que con tener un perfil en las redes sociales y una buena idea lo demás viene sólo. Abrir una Fan Page en Facebook es algo muy sencillo que apenas toma unos minutos, pero crear el contenido, conversar con la audiencia, crear comunidad es otra cosa. ¿Saben cuál es el secreto del éxito? Trabajo, investigación, probar, medir resultados y volver a empezar. No hay un camino llano ni una receta.

Si un negocio le va mal, tiene bajo flujo de caja, pésima atención al cliente, los empleados están descontentos y el mercado donde se desenvuelve el negocio está cayendo. No existe ninguna red social salvadora. Primero hay que sanar la empresa, analizar lo que está ocurriendo, revisar el plan de negocios, analizar que está sucediendo con el sitio web y posteriormente generar una estrategia para las redes sociales. En estos casos antes de contratar al community manager, se deben reunir los socios, hacer un análisis bien exhaustivo de la situación, hablar con los empleados reunirse con el contador y generar un plan de acción.

Conseguir clientes sin ofrecer nada a cambio: Conozco otro tipo de emprendedor que quiere buscar clientes y está completamente seguro de que su producto es el mejor, no hay nada mejor, usualmente se ven identificados con Steve Jobs, no es raro encontrar que estas personas les guste la tecnología pero cuando les dices que los clientes hay que atraerlos con contenidos que sean relevantes, no les gusta y creen que todo es vender.  Jamás se les ocurre compartir contenido de la categoría, hacer un RT o un comentario. Es un negocio centrado en ellos mismos. Uno de los grandes errores de estos clientes es no conocer lo suficientemente bien a su audiencia. Creen que de todos los habitantes del mundo alguno comprará.

Obtener resultados sin invertir tiempo y dinero: Es cierto que abrir una cuenta en las redes sociales es gratis, lo que hay que tomar en cuenta es el tiempo que se va a dedicar para mantener las redes sociales. No se trata de subir un post a Facebook o escribir un Tweet. Eso toma minutos, el reto está en determinar ¿qué se escribe? ¿Cuándo? ¿Para quién? ¿Por qué?. Se necesita, disciplina e investigación. Por otro lado también hay que tomar en cuenta que si quieres avanzar un poco más  vas a tener que invertir en  Facebook Ad’s, Adwords u otro tipo de publicidad.  Hay quienes afirman que no es necesario hacer estas inversiones si eso es así,  entonces prepárate para   dedicarle tiempo a la creación de contenido y tener paciencia.

Conseguir seguidores o fans de la noche a la mañana: Imagina que estás en una fiesta dónde sólo conoces a un par de personas, qué pensarían el resto de los invitados si tu empiezas a entregar tarjetas de presentación e invitarlos a la próxima inauguración de tu tienda. Posiblemente muchas de esas personas irán al evento quizás por curiosidad, o por participar de la comida y bebida que probablemente vas a obsequiar, pero la pregunta clave es: ¿Cuántos de ellos de verdad son clientes? Hay que hacer una distinción bien importante: Una cosa son los clientes y otra los usuarios. El cliente es aquel que está interesado en tu producto o servicio y paga por ello, mientras que el usuario puede estar interesado o mostrar interés pero no desembolsa dinero. Tener muchos seguidores no implica tener clientes.

Hacer lo que hacen los demás: Cada negocio es único, incluso si pertenecieran a la misma categoría o industria, cada cual tiene su propia personalidad y orientación. Por ello en los planes de negocio se hace tanto empeño en la diferenciación. Por otro lado no todos los mercados son iguales, no es igual vender un producto para Latinoamérica que para el mercado anglo, existen diferencias culturales y de hábitos de consumo. Obviamente siempre puedes observar y experimentar viendo modelos de éxito, pero como inspiración no como copia idéntica. Hay que buscar la personalidad del producto y de la marca.

Como siempre espero que estas recomendaciones te ayuden a ir enrumbando tu negocio y estés más claro respecto al alcance de las redes sociales para promocionar tu negocio.

comments